¿Quieres conocer mi mapa?

El  mapa -según dice la Programación Neurolingüística-  es la percepción del mundo que tiene cada persona.

Paloma, Alicantina afincada en Australia. Periodista, fotógrafa y Life Coach, es fuente de inspiración para aquel que busca fortalecer la seguridad en sí mismo, desarrollar su potencial y alcanzar el éxito en las áreas más importantes de su vida.
Empresaria, madre y mujer feliz, reivindica que todo es posible… si se hace con el corazón.

Dedicada gran parte de su vida al mundo de la comunicación, paralelamente iba creciendo su interés por los temas de crecimiento personal, los cuales desarrolla de forma práctica e intuitiva. Tras una crisis matrimonial que termina en un doloroso divorcio, más doloroso todavía, cuando sufre un aborto por todo el dolor que estaba viviendo en aquellos momentos. Creyó morir ante tanta tristeza, la vida no podía ser más dura en aquellos momentos.

Es cuando Paloma, cansada de ser una “víctima” se hace la pregunta: ¿Esto es todo lo que la vida tiene para mí? ¿Dónde está la verdadera Paloma? Es entonces cuando se da cuenta de que hay mucho más para ella, que para obtener resultados diferentes debe pensar y actuar de forma diferente, así que toma la decisión de romper con su pasado y se replantea la vida desde una nueva perspectiva, dejando de ser víctima para convertirse en creadora de su nueva realidad, comenzando con paso firme su camino hacia el éxito y así nació de nuevo Paloma.

Con una pequeña maleta, su portátil y su cámara de fotos se fue en busca de ella misma, apostó por ella y se marchó a Madrid a terminar su Máster en Comunicación, sin apenas dinero en el bolsillo. Lo invirtió en sus estudios y así con mucho esfuerzo, compatibilizó su Máster de Comunicación con dos trabajos. Por la mañana trabajaba en una tienda de ropa, por la tarde estudiaba y por la noche reportera y fotógrafa de conciertos. Un día se sorprendió a ella misma sonriendo, mirándose en un escaparate de la famosa calle madrileña Fuencarral y diciéndose: sí, esta soy yo! Flaquita, con vaqueros y camiseta blanca… (La ropa cara de marca, mi larga melena… habían quedado atrás) se dio cuenta de lo fácil que es ser feliz cuando esa felicidad es reflejada desde la autenticidad del ser, desde la sencillez más autentica!!!

Y a partir de ahí, fue cuestión de tiempo. Llegó de nuevo el amor, un buen trabajo, dinero y con ello poder vivir sola en mi propia casa en la capital! Qué más podía pedir! Cuatro años tuvieron que pasar para todo esto. Pero la vida, aún tenía guardadas muchas experiencias nuevas para Paloma.
Otro reto!… marcharse a otro continente. Allá que se fue para Australia. Era el momento justo para reinventarme de nuevo, una vez que ya había encontrado mi esencia. Ante un cambio de vida, el más importante al que se había tenido que enfrentar, pues dejaba en el otro lado del mundo, toda mi seguridad, mi estabilidad, mi familia, mis amigos y esa parte de esa nueva Paloma… mira su corazón y decide que el éxito la acompañará allí donde ella decida ir y que uno de los pilares de su vida a partir de ese momento sería su FELICIDAD PERSONAL.

Paloma decidió dar su primer paso, ser curiosa para entrar en sí misma y ver que está ocurriendo ahí dentro. Se dió cuenta de que necesitaba ayuda y herramientas adicionales, para aprender a manejarse mejor a si misma internamente.
Sabía que para lograr el éxito personal que estaba buscando también tenía que sacar su faceta de líder. La cualidad del liderazgo, es el entendimiento propio y el entendimiento de otros. Nuevamente Paloma no podía dar de lo que no tenía y adicionalmente para ella poder entender verdaderamente a otra persona, necesitaba estar conectada con quien era verdaderamente. Descubrió que Nuestras emociones, determinan entre otros, nuestros niveles de motivación, energía, concentración, toma de decisiones, (las decisiones que nosotros tomamos, determinan nuestros resultados) manejar el cambio, resolución de problemas y por supuesto nuestra efectividad como líderes de nuestra vida.

Para Paloma que se declaraba una persona muy emocional, fue todo un antes y un después. “Cambiar el significado que yo le doy…” No dejaba de darle vueltas en su cabeza…

Paralelamente,  estaba en conexión total con la educación y la ilustración para niños. Nuevas facetas que emergieron y que siempre habían habitado en su interior. Entonces comenzó a trabajar con los más pequeños, cuando fue realmente consciente de cómo puede sufrir un niño al ver a sus padres marchar al trabajo y dejarlo allí sin más y el niño estar llorando en un rincón horas y horas, sin parar de llorar, porque pensaba que sus padres lo habían abandonado. Viendo día a día como viven, sienten y crecen nuestros pequeños cómo pueden afectarles cualquier simple y cotidiana situación si no se les explica, decidí ponerme en acción y empecé a buscar las mejores, más efectivas y rápidas técnicas para aplicar no solo con los niños, también con los papás.
Tras “otro camino sin salida” al no poder seguir llevando mis estudios por donde quería, convencida y en busca de su verdadera y nueva vocación, estudia Coaching y comienza a cumplir metas que antes parecían inalcanzables. Comienza una sucesión de éxitos  para ella y acepta que cada situación del pasado, nuestra experiencia de vida, unida a los recursos que posee como Life Coach le dan la satisfacción de ser contribución y de hacer la diferencia en cada uno de sus clientes, a quienes atiende con total y absoluta pasión y entrega.

Para Paloma, el éxito es perfectamente alcanzable por todos y dependen del compromiso y el amor que tengamos hacia nosotros mismos, solo hay que recibir el entrenamiento necesario que nos permita aprender a usar los recursos que ya existen dentro de cada uno de nosotros.
Desde entonces, ha transformado e impactado la vida de personas a nivel internacional, ayudándoles a alcanzar el éxito en su vida. Tiene personalidad, entusiasmo y energía que logran cautivar.

“Soy una mujer de corazón, muy apasionada en todo lo que hago. Me gusta ir de frente y ser valiente. No hay que tener miedo a nada! La vida es equivocarse y levantarse, una y otra vez. Y no pasa absolutamente nada. Practicar la sensatez y  la edad me ha calmado, me ha llenado de serenidad, de paz interior, de saber qué es lo importante y de tomarme las cosas de otra manera, más tranquilamente. La vida está para vivirla de verdad.” 

Paloma López

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies